8 consejos para estimular el deseo

Perder el apetito sexual en un momento puntual de la vida puede ser lo más normal del mundo y algo por lo que no tendremos que preocuparnos. Ahora si, si esta carencia se mantiene durante un periodo prolongado de tiempo, y que por tanto, pueda afectar al día a día, más allá de la cama, afectando al espectro social del sujeto, hay que buscar soluciones de la manera más rápida posible ya que de lo contrario, se podría dar una situación del todo irremediable.

Aquí van 8 consejos para estimular el deseo y salvar tu vida sexual. 

1º Consejo: Pensar en sexo: Como siempre decimos por aquí, el poder está en la mente. Y es que muchos estudios demuestran que se puede aumentar la libido con el pensamiento visualizando momentos de placer. El poder  mental influye mucho a la hora de estimular el deseo sexual y si cada vez canalizamos más y más nuestras ganas el cuerpo acaba por asimilarlas. Si pensamos mucho en sexo, el cuerpo va a desear con más ganas practicarlo. Un símil parecido es como si estuviéramos hablando de instalar un software en un hardware, finalmente el hardware acabará respondiendo a lo que el software le dictamine. 

2º Consejo: Estimular los sentidos: como decimos en nuestro primer consejo, hay que estimular bien la mente para poder pensar en sexo, y para ello es necesario estimular bien los sentidos ya que esto permite que el cerebro reaccione y transmita el mensaje a los testículos y que estos a su vez liberan testosterona. Para estimular los sentidos existen determinados juegos sexuales que se pueden utilizar. Cuanta más imaginación, mejor.

3º Consejo: Desestresarse: El estrés puede ser una de las causas de pérdida de deseo sexual. Ya sea por el alto nivel de trabajo, o las cargas familiares, el estrés no solo es perjudicial para nuestra salud física, sino que además puede convertirse en un problema tan grave que puede desembocar incluso en un divorcio. Es por eso que es fundamental realizar distintas actividades lúdicas para evadir la mente y desestresarse. Estas actividades no tienen que ser forzosamente actividades de índole sexual, sino que pueden ser actividades del todo cotidianas. Lo importante es hacer algo para relajarse y evadirse.

4º Hay que trabajar la autoestima: Quererse y respetarse a uno mismo no solo es importante en la vida y en los aspectos sociales, sino que lo es también en el ámbito sexual. Hay que hacerse suyo el dicho de que si no te quieres a ti mismo no te puede querer nadie, por lo que trabajar la autoestima es esencial si queremos manifestar un aumento en nuestras ganas de mantener relaciones sexuales. Para trabajar la autoestima se recomienda hacer actividad física, ya que uno se empezará a verse mejor en el espejo y por lo tanto la confianza aumentará. También se recomienda hacer actividades que se den bien. Por ejemplo, si uno es muy bueno jugando a las cartas, se recomienda practicar dicha actividad ya que al conseguir éxito tras éxito por muy pequeño que sea, el cerebro se empieza a acostumbrar que eres bueno y que vales para determinadas cosas.

5º Romper con la monotonía: Esto es algo que no sólo se recomienda en la vida social o normal, sino que en la vida sexual de pareja es esencial innovar. No son pocas las parejas que han encontrado un nuevo mundo de placer sexual a la hora de implementar en su vida sexual juguetes sexuales o incluso nuevas posturas. Hay quienes se atreven a más y han salvado su vida marital gracias a prácticas sexuales que hasta hace poco les parecerían algo del todo imposible como son las de incorporar una tercera persona o participar en actos denominados swinger.

6º Dedicar más tiempo a los preliminares: Lo bueno requiere tiempo, es por eso que el deseo sexual se puede incrementar incluso más si se le dedica más tiempo a los preliminares antes de la penetración. Hablamos primero de un tonteo, una mirada, una sugerencia, para evolucionar y seguir con caricias y masajes…de esta manera no solo logra uno ponerse a tono, sino que logra que su pareja se excite más y más antes de llegar a la penetración, momento en el cual, se puede llegar a liberar un orgasmo mayor que nunca. 

7º Tomar la iniciativa: En la vida y en el sexo hay que ser valientes, por lo que dar el primer paso en la cama también ayuda a ganar confianza y perder el miedo. 

8º Acudir a un especialista: Si la falta de deseo persiste, lo aconsejable es acudir a uno de nuestros profesionales en Boston Medical Group donde te aconsejaremos y ayudaremos de una manera profesional y personalizada. Cada paciente es un mundo, por lo que todo nuestro equipo estará a tu disposición desde el primer momento, solucionando todas tus dudas sin importar la situación. 

¡Nos adaptamos a la situación!


8 consejos para estimular el deseo 1Pide información llamando gratis al 900 907 881.

8 consejos para estimular el deseo 2Recibirás una consulta de forma online gratis.

8 consejos para estimular el deseo 3Evaluaremos tu caso, te daremos tu diagnóstico y te recomendaremos un servicio integral personalizado.